martes, 15 de abril de 2014

Ruta: Subida al Tunio y al Palo

Ruta por los Llanos de Libar en el Parque Natural de Grazalema. Subiremos a los dos cumbres emblemáticas de la Sierra del Palo: el Tunio y el Palo.

Pila del Tunio

Descripción de la ruta

Fecha de realización:  Sábado, 5 de abril de 2014.
Longitud:  9,3 km
Tiempo empleado: 6  horas.
Dificultad: Media - Alta.
Desnivel acumulado subiendo: 600 m.


Perfil de la ruta


Acceso a la ruta: Desde Sevilla nos dirigiremos hacia Ronda por la carretera de Utrera. Pasaremos por Puerto Serrano, Algodonales para tomar posteriormente el desvío hacia Montejaque.
Acceso a Montejaque
Una vez en Montejaque, se toma el carril de los llanos de Libar que, después de unos 8 km de carril nos llevará hasta el Refugio de Libar desde donde iniciaremos la ruta

Acceso de Montejaque a los Llanos de Libar por carril.

La ruta: Desde el refugio retrocederemos algo menos de un kilómetro en dirección a Montejaque para desviarnos a la derecha por una vereda señalizada con hitos de piedra. Al poco tiempo se pasa por la Fuente Saucillo.

La vereda asciende entre encinas y quejigos por la Dehesa Boyar de Benaoján hasta llegar a una cancela que hay que cruzar, para desviarnos a la derecha y subir por una loma hacia las formaciones rocosas del Tunio. Es una zona con escasa vegetacióndonde nos encontraremos con pequeñas dolinas.

Una vez en la base del Tunio es posible acceder a su cumbre ayudándose de las manos. Pasaremos por la famosa "cara del Tunio" y por sus "pilas" talladas en la piedra y que eran utilizadas para la fabricación de hielo. En estas pilas se vertía agua para que se congelase durante la noche; el hielo formado se cortaba y se bajaba a los pozos de nieve.

Desde aqui observaremos nuestro próximo objetivo: la cumbre del Palo. La vereda desciende hacia los llanos de los Pozos de Nieve donde existian varias pozos donde se acumulaba la nieve y los trozos de hielo procedentes de las pilas.

Mapa de la ruta
Desde aquí por fuerte pendiente se accede a la cumbre del Palo. Desde aquí, si el día está claro, se tienen unas vista magníficas de toda la zona que lo rodea.
Desde la cumbre continuaremos recto hacia el sur para bajar al Puerto del Gastor, entre la Sierra del Palo y Sierra Blanquilla, y desde aquí por el Cordel de la Linde de Cortes bajar definitivamente a los Llanos de Líbar y, después de pasar por la Fuente de Líbar, regresar hasta el Refugio, inicio de la ruta.


El Refugio del Cortijo de Libar desde donde iniciamos la ruta, en sus inmediaciones hay una explanada donde se pueden dejar los coches.


Retrocedemos por el camino que hemos traido en dirección a Montejaque.



durante algo menos de un kilométro,


Hasta encontar un desvío a la derecha señalizado con un hito de piedras.


La vereda asciende entre un bosque de quejigos y encinas,




Al poco tiempo se alcanza la Fuente del Saucillo,


Aunque las previsiones metereológicas eran buenas, comenzaron a entrar nubes bajas lo que nos obligó a andar entre la niebla lo que dió un aspecto fantasmagórtico al paisaje.





La vereda, que discurre por la Dehesa Boyar de Benaojan, está muy desdibujada y hay que ir muy atento para  no perderla.




Poco a poco el bosque se va aclarando,





Hasta llegar a una cancela que hay que atravesar.


A partir de aqui la vereda prácticamente desaparece, aunque hay algunos hitos que nos orientan son más bien escasos y con la niebla que teníamos encima hubiera sido muy fácil perderse ya que no disponíamos de orientación visual alguna; menos mal que llevábamos GPS.

La zona se transforma ahora en una loma pedregrosa que ya no nos abandonará en toda la ruta. Ascendemos entre rocas y matorral bajo, buscando la cumbre del Tunio.




mientras la niebla nos empapa,


con la niebla que había,


mas que llegar al Tunio, nos topamos con él.


Ascendimos a una de las cumbres adyacentes al Tunio,


y rodeándolo


 se llega a la famosa cara del Tunio,



y a una de sus "pilas",


Desde aquí dicen que las vistas son magníficas y que se puede ver ya la cumbre del Palo. Para nosotros, ni lo uno ni lo otro.

Se desciende hacia los llanos de los Pozos de Nieve para afrontar la subida hacia el Palo.



donde encontramos típicas formaciones de cuarzo.




y una paleta de pintor que quedó olvidada y que, con el tiempo, se petrificó,


La subida final al Palo se hace por una pequeña canal muy pedregosa.




Cumbre del Palo
Desde el Palo bajamos hacia el Puerto del Gastor.


Al fondo, el Puerto del Gastor
Afortnadamente se abrió un claro en el cielo y pudimos apreciar hacia la izquierda Jimena de Libar,


y a la derecha los Llanos de Libar, hacido donde nos dirigimos.


y entre la bruma se divisa el Peñón de Gibraltar.

Al fondo, el Peñón de Gibraltar
Bajando por el Cordel de la Linde de Cortes,



y entre encinas,




se baja de nuevo a los Llanos de Libar,




 para dar buena cuenta de una merecida comida campestre.



admirando un magnífico paisaje.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...